martes, 9 de febrero de 2016

Los espacios naturales ayudan a aprender



Por T.B. (Texto)


Los espacios verdes influyen en el desarrollo cognitivo de los niños, según concluye el estudio de Payam Dadvand y otros (2015): "Green spaces and cognitive development in primary schoolchildren", Proceedings of the National Academy of Sciences, 112 (26), 7937-7942.

El estudio, desarrollado con 2.600 alumnos de primaria por un equipo científico con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Muestra que la exposición a la vegetación, dentro y fuera de las aulas, se relaciona con la mejora de la memoria de trabajo y con la reducción de la falta de atención, entre otros aspectos.

El estudio proporciona datos que muestran que el contacto con la naturaleza en la escuela ejerce un papel fundamental en el desarrollo del cerebro. Para comprobarlo, un equipo de investigadores del CREAL ha supervisado los cambios en las medidas cognitivas en casi 2.600 alumnos de primaria de entre 7 y 10 años entre enero de 2012 y marzo de 2013.

Durante un periodo de doce meses, la exposición a la vegetación dentro y fuera de las escuelas, determinada por datos de satélite, se ha relacionado con la mejor capacidad mental para manipular de forma continuada y actualizar las facultades de información conocidas como memoria de trabajo y memoria de trabajo superior, respectivamente, y con una reducción de la falta de atención, independientemente de la etnia, la educación de la madre y la ocupación de los padres.

===

GLOSARIO

Centre for Research in Environmental Epidemiology (CREAL)

No hay comentarios:

Publicar un comentario